Flores, sol, pajarillos… huele a primavera.

¿Tenéis listas las terrazas para empezar la temporada de reuniones con family & friends?

¿No? Pues ya es hora de que cojamos un poco de pintura, cambiemos maceteros y cojines, y le demos un nuevo look. Estas son nuestras propuestas.

Mediterránea

Viváis, o no, cerca del mar, esta opción nunca falla. Con muebles de madera o blancos. Solo hace falta mezclar:

Cojines: de rayas, en varias gamas de azul y blanco, con cojines lisos, en blanco, arena o un azul más intenso.

Botellas: como centro de mesa, con velas o flores. O, con cuerda, colgadas de una pared a modo de guirnalda.

Faroles: con velas, arena, o simplemente vacíos.

Conchas, estrellas de mar, y redes: son fáciles de conseguir y muy versátiles. Las tenéis en tiendas tipo Casa o Muy mucho. Podemos colocarlas dentro de los faroles, en cuencos de cristal, haciendo una guirnalda, o, pegadas a viejos marcos que apoyaremos en una pared o colocaremos encima de un mueble.

             

mydomaine.com y arscity.com

Apuesta por… pintar los muebles en blanco y azul. Nuestra propuesta, piezas en distintos colores: blanco nieve, azul marino, azul profundo y azul real, de Chalk Paint Auténtico.

Exótica

Tonos tierra, dibujos divertidos, cactus y metal. Pensad en un auténtico riad de Marruecos o un paraje mejicano:

Muebles: de madera, castaño, nogal, sucupira…

Cojines: rayas, dibujos étnicos, lisos, en tonos verdes, ocre, marrones y naranjas.

Macetas y cuencos: barro y metal.

Plantas: cactus, ericas, aloe vera plataneras …

         

milkdecoration

Y si tenéis muebles blancos o de plástico, un poquito de pintura terracota para lo primero, y unas fundas lisas para lo segundo.

Rústica

Acogedores ambientes que nos trasladen a nuestra niñez. Madera antigua, romero, lavanda… incluso ese olor del viejo desván.

                            

              etxekodeco, desiretoinspire y onekindesign

Muebles de mimbre o madera: si están marcados por el paso del tiempo, lija, barniz y ¡listo! Si no tenéis nada parecido, rebuscad en rastros o mercadillos. Seguro que encontráis viejas sillas de jardín que bien podrían estar en casa de la abuela.

Cojines: de flores, lisos, de cuadros, o del tan socorrido Yute.

Complementos: damajuanas, cestas de mimbre o esparto, vajillas de loza, plantas aromáticas o flores silvestres.

Clásica

Sin complicaciones ni mezclas atrevidas. Tonos neutros, cojines lisos y algún objeto decorativo atemporal acompañado de plantas o flores.

Detalles especiales

Los espacios más cálidos y serenos suelen tener detalles con alma. Y en ocasiones no es necesario meterse en profundos cambios, basta con un par de  objetos especiales. A nosotras nos han enamorado éstos …

 

Un consejo: adaptad los muebles a vuestras necesidades -si sois pocos en casa no os harán falta grandes mesas ni amplias butacas, y si sois un batallón, las sillas plegables o apilables pueden ser una a buena opción de espacio- y menos es siempre más.

No dificultéis el paso con múltiples objetos decorativos. Se trata de estar a gustito con la family ¿no?

¿ Más?

Seguidnos en Instagram, iremos colgando más ideas originales y prácticos vídeos 😉

(Visto 79 veces, 3 visitas hoy)