Mesita Time´s Market

¿Quieres recuperar un mueble antiguo? Seguro que hay una mesa, una silla o un banquito que recuerdas con especial cariño, de la casa de tu abuelos, del pueblo, de tu madre … Pues  ¡manos a la obra! Te contamos todo lo que necesitas saber para recuperarlo.

Eso sí, ten cuidado, esto de coger lija y pincel ¡es adictivo!

Lo que necesitas

  • Guantes de látex y mascarilla.
  • Lija gruesa y fina.
  • Pincel –ante la duda, mediano, y de cerdas naturales-.
  • Tratamiento para carcoma, polilla …
  • Pintura: las acrílicas –de base al agua– son más fáciles de manipular. Nosotras  estamos enamoradas de la pintura  de tiza o chalk paint –Auténtico-. Su gama de colores,  acabado y durabilidad son estupendos. No utilices pinturas plásticas.
  • Barniz y/o cera.
  • Otros: destornillador, alicate, martillo, trapo de algodón.

Consejo: NO trabajes al aire libre, el polvo y el viento pueden hacerte una faena.

Limpia el mueble

Humedece el trapo y limpia el mueble a fondo. Si es necesario, puedes utilizar un estropajo metálico –sin jabón– con alcohol o amoníaco, aclarando después con una paño humedecido en agua.

Mesita-noche-infantil-handmade-TImes MarketMesita-noche-infantil-handmade-TImes Market

Tapicería

Si tiene tela y quieres cambiarla, tienes que quitar las grapas o tachuelas con un destornillador, con mucho cuidado para no dañar el mueble. Es mejor que no pongas la tela nueva hasta el final, para que no la manches.

Lija

Lija todo el mueble –el grano de la lija no debe ser muy grueso para no rayarrlo-. Si tiene restos de barniz o pintura muy agarrados a la madera, puedes emplear un decapante.

Pero, ¡tachán!, una de las ventajas de la chalk paint de Auténtico es que puedes no lijar ni decapar y aplicarla directamente.

Trata y repara

Si tiene pequeños agujeritos, es signo de polilla/carcoma. Aplica el tratamiento con una brocha y cubre el mueble con un plástico. Espera un par días para continuar. Ojo, si ves que los agujeritos tienen polvillo  –de madera, como de serrín-, puede que el mueble siga enfermo y sea necesario valorar si es viable o no recuperarlo, es mejor que lo vea un profesional.

Si tiene marcas del tiempo profundas, arañazos o golpes, puedes taparlas con masilla, dejar secar y lijar para que la superficie quede lisa. Aunque si no es nada grave, no las quites, le darán carácter al mueble y cuando le apliques pintura o cera, tendrán un toque especial.

Si tiene piezas rotas, puedes sustituirlas: si son herrajes o cerraduras, quítalas con un destornillador y sustitúyelas por otros nuevos que encajen con el estilo que vas a darle al mueble. Si son piezas de madera, puedes retirarlas, también con un destornillador, y hacer una nueva con una tabla de pino. Puedes cortarla tú mismo con una caladora o sierra o acudir a un gran almacén o carpintería para que te la preparen. Colócala con cola de madera y puntas sin cabeza si fuese necesario.

Pinta o tiñe

Antes de empezar, vuelve a limpiar –en seco– el mueble para que no le queden rastros de polvo. Si permanece alguna mancha, no te preocupes, con la pintura no se notará.

Ojo, si el mueble es de entre los años 50-70 puede que al aplicar la primera capa de pintura te quede amarillento o rosado, es por los componentes que se utilizaban en esa época. La solución es lijar a fondo o aplicar imprimación antes de pintar.

Mesita-noche-infantil-handmade-TImes Market

Puedes aplicar pintura o tinte:

  • Tinte: si la pieza no tiene mucha pintura o barniz anterior, y se ve bastante virgen tras el lijado, puedes aplicar únicamente un tinte. Busca un tinte al agua, aplícalo con una brocha siguiendo las instrucciones. Es mejor que vayas de menos a más, y apliques el tinte menos diluido pare a ir aumentando la proporción tinte-agua, para que no te quede muy oscuro. Espera a que seque, y repite el proceso hasta que alcance el tono que deseas. Eso sí, no apliques manos adicionales en mojado porque cuando seca el color cambia.
  • Pintura: hay infinidad de acabados, colores y pinturas. Si te animas a la moda del chalk paint o milk paint obtendrás un acabado atemporal, suave y con personalidad. Aplica la pintura con una brocha, deja secar, y si ves que le hace falta, repite el proceso. Puedes aplicar cada mano de colores diferentes, para que cuando des el acabado final tenga un toque desgastado único. Pero, ¡ah! esto es tema para otro post.

Recomendaciones: Remover bien la pintura o tinte. Si es muy espesa, puedes añadirle agua o mojar la brocha o pincel, o añadir agua a la pintura. Pero poco o poco para que no quede muy aguada -nos saldrán burbujas-.

Acabado

Si quieres un aire vintage, lija –con una muy fina– las esquinas, uniones, vetas … dejarás entrever el color de la propia madera o el que aplicaste primero y ayudará a conseguir un resultado de viejo rejuvenecido maravilloso. ¡Para nostálgicos!

Mesita-noche-infantil-handmade-TImes MarketMesita-noche-infantil-handmade-TImes MarketMesita-noche-infantil-handmade-TImes Market

Luego, una capa de cera. La cera negra, o de color, le dará un toque un poquito más marcado, la blanca, le aporta luz, y la transparente solo matiza el acabado, pero no influye en el color. Elige la que más te guste. Si te animas a darle un toque más envejecido, utiliza primero la blanca, espera un par de horas, y aplica la negra/oscura.  Puede aplicarse con brocha o trapo de algodón.

Deja secar 24h, limpia con un trapo seco y aplica barniz.Quedará más protegido, sobre todo si has utilizado Chalk o Milk Paint. Los hay satinados, transparentes, con brillo, con color ….  Para un estilo shabby lo ideal es incoloro satinado o mate.

Para mayor protección, dos manos mejor que una, lijando suavemente entre ambas capas y pasando un paño para retirar el polvillo.

(Visto 122 veces, 1 visitas hoy)